Esta obra esta bajo una licencia de Creative Commons

martes, 2 de diciembre de 2014

Niña Piel Roja


Nací de la pluma
de un cuaderno
un día de sol.


Me trajo un pájaro

del mar sujeta
a sus grandes alas.
Mi nombre es Pluma.

Escuché primero

el sonido del viento,
las historias de niñas
huérfanas con hada.

La esperé cada noche.

Aprendí a caminar

descalza por la hierba
y me crecieron alas
en la planta del pie.
 
Son pequeñas y suaves,
nadie las nota
bajo las botas.

 

De poemas infantiles.

1 comentario:

Mari Carmen Azkona dijo...

Que tierno y delicioso poema, Luisa. Ojalá nadie le corte esas benditas alas que le han crecido en los pies.

Besos y abrazos.